LANMEDIA COMUNICACIONES, S.L. presta servicios en los sectores de las comunicaciones y de tecnologías de la información y puede tener acceso a información de sus clientes cuando presta dichos servicios, por lo que la confidencialidad, el tratamiento seguro de la información y el secreto profesional para nosotros son esenciales y adquieren la máxima relevancia.

Somos conscientes que la información que gestionamos de nuestros clientes tiene un evidente valor comercial para ellos y puede tener incluso la consideración de secreto comercial al amparo de la Directiva 2016/943 del Parlamento Europeo y del Consejo de 8 de junio de 2016. En consecuencia, una mala gestión, utilización o revelación de dicha información perjudica, tanto los intereses de LANMEDIA COMUNICACIONES, S.L., como de nuestros clientes, pudiendo menoscabar sus posiciones estratégicas, su capacidad para competir y sus intereses empresariales o financieros.

Por ello, todos nuestros trabajadores tienen suscrito un compromiso de confidencialidad y secreto profesional, así como las políticas internas de la empresa, en cuanto al tratamiento de la información de los clientes que comprende, aun cuando no se limita a las mismas, las siguientes obligaciones: guardar el más estricto secreto, no comunicar, poner en conocimiento, revelar, divulgar o hacer accesible, directa o indirectamente, la información, documentación o conocimientos adquiridos y/o derivados de la relación contractual acordada con nuestros clientes, fuera del ámbito de ejecución del contrato de prestación de servicios que nos une con ellos, o en el caso de que dicha divulgación o revelación venga impuesta legalmente.

Igualmente nos comprometemos a:

– No utilizar nuestro conocimiento de cualquier información o documentación de nuestros clientes para intentar desviar o alejar, directa o indirectamente, de estos a trabajadores, proveedores, clientes o cualesquiera otros con los que aquellos tengan una relación comercial o contractual.

– Rechazar cualquier tipo de honorario, comisión, remuneración, compensación, obsequio, en dinero o en especie, de terceros, que pueda afectar a los deberes de secreto y confidencialidad detallados en el presente documento, y a no ofrecerlos a terceros con el objeto de vulnerar los citados deberes.

– Evitar prácticas desleales que persigan la apropiación indebida de la información de clientes a la que tenemos acceso.

– Una vez terminada la relación contractual que nos une con nuestro cliente, si este nos lo solicita expresa y fehacientemente por escrito, devolver toda la información y todas las copias de la misma que estén en nuestra posesión confirmando, por medio de certificación expresa al efecto, que no han retenido nada de lo anterior salvo lo necesario para cumplir con obligaciones legales.